Dominios ilimitados una trampa de palabras


    Algunas ofertas son, además de engañosas, una verdadera obra maestra de la trampa. Con ciertos juegos de palabras te pueden ofrecer algo real, que obtendrás, pero que en la práctica no te servirá, tal es el caso de los dominios ilimitados. A todos seguramente nos impresiona ver que en un plan de hosting nos ofrezcan la posibilidad de utilizar dominios ilimitados. Vaya, lo mismo si quiero tener 100  sitios o 20.000 parece que podré hacerlo en el hosting que estoy contratando… ¿o no?

Dominios ilimitados una trampa de palabras

Dominios ilimitados una trampa de palabras

     A lo real: Desde luego que podemos anexar 1000 o 2000 dominios adicionales, sin problema, el problema vendrá al instalar los blogs para nuestros proyectos… ¿Entonces para qué quiero los dominios? dirá nuestro lector y justo ahí está la trampa. Resulta que la compañía está cumpliendo su oferta, puedes instalar cuantos dominios quieras, incluso para 1000 dominios, su peso es mínimo mientras no se instalan los correspondientes blogs o foros ni que hablar del tráfico que normalmente implica tal cantidad de sitios, pero en el papel, nada podrás hacer luego con tantos dominios que jamás andarán bien todos en un hosting promedio, incluso aunque tuviesen 100 visitas diarias cada uno.

    ¿Qué hacer? No, ni pienses en desgastarte en demandas que terminarán sacandote unos pesos del bolsillo y mucho menos te lances con una campaña moralizante contra esas trampas de las compañías, al final no te enfrentas a Google, así que ni con que sueñes que te enfrentas a un gigante lograrás palestra. Lo que sí debemos hacer todos es usar el cerebro ante estas ofertas. A ver, ¿qué haría usted si alguien le ofrece un termo para café con la promesa de que una vez lo llene jamás se agotará por más que tome usted más y más café?? Exactamente, como mucho reírse, eso mismo deberíamos hacer si nos ofrecen recursos infinitos, disco duro, transferencia, dominios. Ahora, un poco más en serio, lo más recomendable es contratar con hosting que te hablen claramente de sus posibilidades y limitaciones, muchísimo mejor que apostarle a las ofertas fantásticas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *